La Otra Campaña y las elecciones

*Entrevista realizada a Javier Sigüenza, miembro del colectivo social mexicano “Cooperativa de Trabajo Hormiga” (integrante de “La Otra Campaña”) sobre los resultados electorales de las elecciones presidenciales en México.*

_¿Qué opina sobre los resultados de las elecciones presidenciales celebradas el pasado día 2 de julio?_


- Los resultados de las elecciones fueron, sin lugar a dudas, fraudulentas. Cada día que pasa se presentan más pruebas de las irregularidades que favorecieron al candidato del PAN, por ejemplo, hay distritos electorales que aumentaron las cifras a favor de Calderón, y disminuyeron los votos a AMLO; pero el fraude no fue perpetrado el día de las elecciones, sino que toda la campaña del PAN fue un constante preparativo para el fraude, por ejemplo, la compra de votos a través de programas gubernamentales a las comunidades más pobres, la constante injerencia del presidente en las elecciones - que está prohibida en México - y la enorme campaña de televisión y radio que creó un clima de miedo e incertidumbre.

_¿Han influenciado los posicionamientos críticos del Congreso Nacional Indígena y del Ejército Zapatista de Liberación Nacional a través de la Otra Campaña en el resultado de estas elecciones?_


- No es posible saber hasta dónde, pero creo que en cierta forma sí hubo cierta influencia de la posición de la Otra Campaña en los resultados de las elecciones, aunque fue mínimo. De hecho, hubo una participación mayor a la de los otros años electorales, y mucha gente que simpatiza con la Otra, no obstante acudió a las urnas para votar por AMLO.

_¿Cree que el que el candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Antonio Manuel López Obrador se haya rodeado de políticos provenientes del salinismo y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), como Manuel Camacho Solís, Socorro Díaz, José María Pérez Gay, Ricardo Monreal Ávila, etc., ha influenciado para que una parte del electorado haya decidido no votarle?_


- Creo que lo que no es posible negar es que el PRD y AMLO son excesivamente pragmáticos, es decir, que su objetivo fue el de sumar a cualquier costo votos, no importaba a veces los medios para lograrlo, así que no sólo se rodearon de gente como la que mencionas, sino de priístas que ocuparon cargos importantes en los estados gobernados por el PRI y que la gente identifica con la corrupción, la negligencia y ; por ejemplo, el caso del exsecretario del gobernador de Ciudad Juárez que fue impulsado por el PRD para diputado federal, a pesar de la oposición de las madres de cientos de desparecidas en esa ciudad fronteriza, que denunciaron los múltiples obstáculos del exsercertario de gobierno para la investigación de las muertes y desapariciones, otro ejemplo es el que el mismo Calderón le espetó a AMLO durante el debate de los candidatos, cuando AMLO cuestionaba a Calderón acerca de su aprobación del FOBAPROA (con el cual se convirtió la deuda privada, que se utilizó para salvar a los bancos, en deuda publica) Calderón no sólo negó cínicamente que no era cierto, sino que además le recordó que había gente que trabaja con él, que proviene del PRI y que sí aprobó el FOBAPROA, a lo cual AMLO no respondió. Ese tipo de situaciones también daño la imagen del candidato del PRD, y eso quizá no hubiese tenido importancia sino fuera porque la diferencia con la que se perpetró el fraude fue muy cerrada. La autocrítica que debería hacerse el PRD es cuántos votos le restaron su pragmatismo político.

_Teniendo en cuenta los resultados electorales ¿Cuáles van a ser ahora los próximos pasos a dar por el Congreso Nacional Indígena y la Otra Campaña?_


- Creo que cuando la Otra Campaña se pone en marcha parte de un diagnostico correcto: AMLO ganará las elecciones y eso no significaría un triunfo para la izquierda, pues además de lo antes dicho, podríamos agregar que no hay en el PRD un proyecto alternativo de nación, sino un intento por sanear los efectos más negativos del capitalismo salvaje. Ahora bien, conforme la situación va cambiando parece ser que la otra campaña pierde aquello que siempre llevo muy bien: el tiempo político. Es decir, que no sabe lidiar con la nueva situación en la que se podía predecir que se impondría a cualquier costo al candidato de la derecha. Sin caer en la ilusión de que AMLO sería el “Mesías tropical” (como le han llamado despectivamente algunos analistas políticos) que redimiría a México, sin embargo, no va ser lo mismo vivir bajo un nuevo gobierno panista, pues ya no es sólo la derecha empresarial la que ha tomado el poder, sino la ultraderecha conservadora, represiva y católica la que llegaría fortalecida y segura de poder hacer lo que quiera. Eso perjudica a la Otra de dos maneras, primero, que la tolerancia – si quieren hipócrita, pero al fin tolerancia – ya no será la forma de enfrentar los conflictos sociales, para dar una apariencia de libertad y democracia, sino que la represión que ya pudimos ver en Michoacán, cuando matan a dos obreros de SICARTSA, y en San Salvador Atenco en el que entran a sangre y fuego el gobierno local (Peredista) estatal (priísta) y federal (panista) será la constante. Y por otra parte, que desafortunadamente la situación de los detenidos de Atenco, que todavía enfrentan procesos, y por los que la Otra Campaña quedó varada en la ciudad de México, se agravará aún más. Hay que agregar que esta difícil situación ha puesto a la Otra a la defensiva, lo que en términos políticos significa un inpase, pues la Otra significó la ofensiva de los de abajo y a la izquierda por construir un verdadero proyecto alternativo.
Dicho lo anterior, creo que la posición de la Otra ha empezado a expresarse con la denuncia – me parece necesaria – del fraude electoral que expresó el delegado cero, pues sin que esto signifique le defensa de AMLO, el fraude electoral nos coloca en la peor de las situaciones, no sólo por los que votaron, sino también por los que no votamos. Ahora bien, la Otra tiene como objetivo primordial la excarcelación de los presos de Atenco, lo cual es justo y necesario, pero también debería darle continuidad a la otra campaña, a la que le hizo falta cumplir su itinerario del norte del país. Eso podría servir, no sólo para seguir creando un puente de diálogo con otros grupos y organizaciones, sino además, para hacer de las demandas locales luchas nacionales.

_Juan Luís de La Rosa Municio_

*Nota del autor:* Las opiniones recogidas en esta entrevista son personales de la persona que las hace y en ningún momento representan la diversidad de opiniones existente entre las organizaciones y personas miembros de la Otra Campaña.